logo

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit. Etiam posuere varius magna, ut accumsan quam pretium vel. Duis ornare felis

Hirtenstraße 19, 10178 Berlin, Germany
(+44) 871.075.0336
ouroffice@cortex.com

no diga solución, diga programática

Cada día que pasa nos estamos acostumbrando cada vez más a encontrarnos con perfiles como el de Media Buyer y es raro el día que no nos cruzamos con algún texto cerca del RTB, las DSP o los Ad Exchanges.  ¿A ti también te pasa? Tranquilo, es solo compra programática. Eso sí, parece que ha venido para quedarse.

No es nada nuevo, hace ya años que viene siendo una parte fundamental del plan de medios de cualquier cliente que se precie (nunca mejor dicho). Pero sí creemos que ahora está viviendo una época de esplendor que ha hecho que las marcas, independientemente de sus presupuestos y de si son grandes o pequeñas, hayan apostado por este sistema de compra de impresiones de manera automatizada que nos permite acceder en tiempo real a inventarios globales con cientos de miles opciones publicitarias que se ajustan a lo que está buscando cada anunciante.

Es muy curioso que lo que empezó como una herramienta práctica para vender inventario sobrante haya evolucionado hasta convertirse en el principal impulsor del gasto publicitario online en la actualidad. Y esto lo decimos basándonos en datos:

Según Zenith Programmatic Marketing Forecasts, el gasto en programática continúa una tendencia ascendente y se preve que la proporción de publicidad comprada en el modelo programático en el gasto publicitario global aumentará hasta el 67% en 2019. Si se cumpliesen estas expectativas, la industria verá un aumento en el valor de casi 85 mil millones de euros.

¿Y a qué se debe esta fiebre por la programática?

Pues muy sencillo. A la publicidad programática le han salido multitud de novias en poco tiempo porque permite a las marcas mantener conversaciones con el público adecuado y en el contexto adecuado, eso es todo.

Y es que durante mucho tiempo los anunciantes han estado “confundidos” por una serie de datos y métricas que podían arrojar resultados aceptables e incluso buenos, sin tener en cuenta que gran parte de ese alcance no estaba alcanzando realmente a su target.

No hay comentarios

Publicar un Comentario

.be a dreamer

Top